Estudiantes de ICC

 
 
Una de las grandes motivaciones de los profesores para ejercer en nuestra Facultad y el DCC es la calidad de nuestros estudiantes, quienes se hallan entre los mejores alumnos de enseñanza media. Apasionados por aprender, por la ingeniería y la Computación.
 
Anualmente ingresan a Plan Común de la Escuela de Ingeniería y Ciencias 600 alumnos. De ese número, cerca de 50 estudiantes eligen al año seguir la especialidad en Computación.
 
¿Cómo identificar a un estudiante de Computación?
 
Si no te conformas con ser sólo usuario de los computadores y tecnologías afines. Si tienes enorme curiosidad, audacia y constante interés por aprender. Si eres innovador y emprendedor por escencia. Si te atraen los desafíos intelectuales, entender el funcionamiento de las cosas y crear estructuras lógicas complejas, figuras 3D o programación de video juegos, entonces ¡Eres uno de los nuestros!
 
El profesor José Miguel Piquer expresa que “el estudiante clásico de Computación posee capacidad de abstracción y habilidad matemática, así como permanente aptitud para aplicar esos modelos conceptuales a realidades complejas y cambiantes; una gran curiosidad tecnológica y ansias permanentes de aprender”, por cierto, lo que deberá continuar haciendo durante toda su vida profesional.
 
En general –agrega el profesor– se dan dos grandes perfiles: “aquel más tecnológico, que se apasiona por los aparatos y las novedades tecnológicas de última generación. Y el más intelectual, que se fascina con el manejo de la información, los algoritmos y la teoría”. Pero también hay múltiples versiones entre ambos grupos y muchos intereses particulares en áreas donde la Computación puede aplicarse: arte, música, diseño, astronomía, robótica, modelamiento, etc.
 
¿Cómo identificar a un estudiante del DCC?
 
Nuestros estudiantes se caracterizan por su enorme curiosidad, audacia y constante interés por aprender. Les atraen los desafíos intelectuales, entender el funcionamiento de las cosas, crear estructuras lógicas complejas, figuras 3D o programar. Son innovadores y emprendedores por esencia.
 
Tanto nuestros estudiantes como egresados disfrutan del estudio. Para mantener su excelencia continuamente deben aprender sobre nuevas tecnologías. El entorno de la Computación está en constante cambio y es probable que lo esté por muchos años más.
 
Además se sienten orgullosos de ser estudiantes del DCC y pertenecer a la Escuela de Ingeniería y Ciencias de la Universidad de Chile.