Académica y egresadas del DCC reciben Premio InspiraTEC a mujeres en tecnología

Image preview

La Profesora Jocelyn Simmonds recibió el Premio InspiraTEC 2017 en la categoría Profesional o Emprendedora.

Image preview

Marcela Larenas, Ingeniera en Procesamiento de la Información de Beauchef, recibió el premio a la trayectoria.

Image preview

Las ganadoras del primer, segundo y tercer lugar del Premio InspiraTEC junto a la Presidenta de la República Michelle Bachelet y el jurado de la competencia.


Compartir

La Presidenta Michelle Bachelet participó en la ceremonia de entrega de este premio que busca inspirar a que más mujeres opten por desarrollar su carrera en el sector tecnológico.

 

"Es alentador ver que nuestro gobierno toma liderazgo en la región en preocuparse por el tema de la inclusión de la mujer en el campo de la tecnología", es lo primero que dice la Profesora Jocelyn Simmonds, del Departamento de Ciencias de la Computación (DCC), ganadora del Premio InspiraTEC 2017 en la categoría Profesional o Emprendedora. Junto a ella, también fueron premiadas Francisca Varela, egresada del DCC y directora de la Fundación Kodea, en la categoría Impacto Social, y Marcela Larenas, Ingeniera en Procesamiento de la Información del DCC, quien recibió el premio a la trayectoria. Además Margarita Leiva del Liceo Politécnico de Curacautín recibió el premio en la categoría Joven.

 

El Premio InspiraTEC reconoce el trabajo de mujeres en el área de tecnología, fomenta la visibilidad de éste y busca inspirar a otras mujeres a estudiar, emprender y trabajar en este sector. Es una iniciativa de la Subsecretaría de Economía y Empresas de Menor Tamaño, con la colaboración de la Subsecretaría del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales, Conicyt, Iniciativa Científica Milenio, y BancoEstado.

 

En la ceremonia de premiación realizada el 8 de agosto estuvo presente la Presidenta de la República Michelle Bachelet, quien resaltó que las ganadoras representan “un precedente de lo que queremos estimular en nuestro país, porque cuando hablamos de ciencia, tecnología y economía digital, hablamos de una de las áreas con mayor futuro y empleabilidad. Pero al mismo tiempo hablamos de sectores donde se observa la mayor brecha de género en Chile y el mundo. Creemos que acá operan fuertemente los prejuicios, la convicción de que hay carreras para hombres y carreras para mujeres, y de lo que se trata justamente es derrotar esa mirada”, afirmó la mandataria.

 

En este contexto, la Profesora Jocelyn Simmonds trabaja permanentemente en iniciativas que promuevan la participación de mujeres en computación. En 2011 participó en la fundación del Encuentro de Mujeres en Computación - ChileWiC, junto a las académicas Bárbara Poblete (UChile) y Valeria Herskovic (PUC). También es una de las fundadoras de la conferencia LAtINiTY (Latin American Women in Technology), la que nació en 2015 y convocó a cerca de 200 participantes de 14 países, asistencia que sus organizadoras esperan repetir en la versión 2017 que se realizara en agosto en Arequipa, Perú. Además, la académica formó parte del equipo que creó la carrera de Ingeniería Civil en Computación en la Universidad de O'Higgins.

 

Este reconocimiento lo recibe como una validación al trabajo que realiza. “Además, da visibilidad a diferentes iniciativas que tienen objetivos comunes, como el trabajo que hacen en Laboratoria y en Kodea. Todo esto me motiva a continuar ayudado a crear redes entre mujeres tecnológicas en la academia, industria y sociedad. Para mí la computación es una herramienta de empoderamiento, si no existe una aplicación que hace exactamente lo que necesito, la puedo construir. Y esto me permite ser creativa, puedo resolver mis problemas a mi manera. Éste es el mensaje que busco transmitir en los cursos y talleres que realizo”, afirmó la académica.

 

Una inspiración para motivar a nuevas generaciones

 

En tanto, el Premio  InspiraTEC a la trayectoria lo recibió Marcela Larenas, Ingeniera en Procesamiento de la Información de Beauchef, quien por cerca de 34 años ha trabajado en la incorporación de tecnologías de Información en las Universidades de Chile y Latinoamérica.
 

Marcela fue la primera mujer en alcanzar el cargo de Directora del Centro de Computación de la FCFM en 1989. Allí participó en el equipo que dio vida a la Red Universitaria Nacional (REUNA) y la llegada de Internet a Chile. Fue también la primera Directora de Tecnologías de Información de la Universidad (1995) y lideró las primeras acciones de desarrollo de e-learning, que permitieron a la Casa de Bello ser pionera en este ámbito en el país. Hoy integra el equipo de RedCLARA - Cooperación Latino Americana de Redes Avanzadas, cuya misión es fortalecer el desarrollo de la ciencia, educación, cultura e innovación en América Latina a través del uso de redes avanzadas.

 

Este premio es para ella una inspiración para motivar a más jóvenes a que se incorporen al mundo de las tecnologías: “Las  mujeres continúan siendo discriminadas en muchos aspectos de la vida social, incluyendo empleo, educación e ingreso, particularmente en el mito de las carreras para hombres que aún existe con fuerza asociado a la  carreras científicas y tecnológicas, todo esto provoca que exista una brecha importante entre mujeres y hombres con estas competencias. Además, en Chile es cada vez es mayor el número de mujeres que son el soporte económico de sus familias y si tienen la oportunidad de adquirir competencias adecuadas en tecnologías podrían acceder a mejores empleos, aumentar sus ingresos y mejorar su acceso a la educación”.  

 

A juicio de la ingeniera, hoy queda mucho por avanzar en lo que dice relación en cómo las TIC pueden apoyar los objetivos estratégicos de las instituciones de educación superior e investigación como una mirada integrada, por lo que espera “seguir apoyando a que las autoridades universitarias y los responsables de las políticas de educación e investigación, cada vez se identifiquen más con la visión de las TIC como un motor de cambio relevante, y se alejen de la mirada antigua de las tecnologías como un servicio de soporte”, concluyó.

 

Galería de fotos

 

--
Comunicaciones DCC